TÍTERES DE LA MAGIA – I. G. Parente y S. M. Pascual

Titeres de la magia.jpg

Autoras: Iria G. Parente, Selene M. Pascual

Editorial: Nocturna Ediciones

Género: Fantasía

Sinopsis: Los nigromantes de la Torre de Idyll no son como dicen los cuentos. Allí nadie sacrifica doncellas ni juega con la muerte, sólo se estudia entre libros y hechizos.

Clarence, que siempre ha vivido ahí, adora esa calma. Hazan, que conoce el mundo exterior, comienza a cansarse de ella.

Sin embargo, cuando unos venenos letales empiezan a comercializarse por toda Marabilia, ambos deben abandonar esa paz. Alguien tiene que encontrar un antídoto con urgencia… aun si el precio a cambio es uno mismo.

Opinión:

El último de la saga Marabilia que me faltaba por leer y, no sé si porque es el que más reciente tengo, pero ahora mismo está en el primer puesto. Adelantando a ‘Ladrones de Libertad’ desde el minuto uno cosa que me ha sorprendido porque no creía posible.

Si tengo que poner en una palabra de qué va este libro es: fracaso. Vivimos en un mundo en el que no podemos fracasar, no podemos estar mal, tenemos que ser productivos y eficientes siempre, todo el rato, pero resulta que las personas no somos máquinas: nos equivocamos y fallamos y la realidad es que no se nos enseña a gestionar el fracaso. Estamos muy acostumbrados además a ver, especialmente en redes sociales, lo bueno que le pasa a todo el mundo, lo felices que son, lo bien que les va y, inevitablemente, muchas veces nos comparamos y, seamos realistas, salimos mal parados. Por eso creo que este libro y su mensaje son importantes: sí puedes fallar. Fallar está bien y mejor si aprendes algo y te reinventas un poco. Veréis, será fantasía, pero a mí me representa más un mago que se siente un inútil que el influencer con vida de ensueño y fotos más bonitas de todo Instagram.

Pero volvamos a Marabilia. Como ya se intuye por lo que he dicho, los personajes de esta novela lo son todo. Ojo, la trama es muy fuerte también, entretenida y bien llevada, pero los personajes, sus relaciones y sentimientos son el eje principal. Hay a quien no le gusta eso, pero a mí, al menos en este caso, me ha encantado. La acción pasa a un segundo plano y aunque pasan cosas interesantes, no son tan importantes.

Entonces pasamos a los personajes principales: Clarence, Hazan y voy a añadir a Ariadne que, aunque no narra, me parece bastante crucial (y es maravillosa). Todos a su manera tienen personalidades muy fuertes que los caracterizan y la historia se desarrolla perfectamente en base a estas. Aunque aquí, eso sí, hay que destacar a Clarence y su manera de evolucionar, de darse un bofetón con la vida real y luego intentar recomponerse cuando todo en lo que creía se desmorona. Es tan realista que cuesta no sentirse identificado de alguna manera. Hazan también evoluciona: es un personaje que se infravalora en un principio, pero aprende a ver su valor. Ariadne solo por su mordacidad ya gana al lector.

Además, aparecen los protagonistas de ‘Sueños de piedra’ que siempre son bienvenidos y dan mucho apoyo a la historia.

Más puntos a favor de la novela: el colectivo LGTBIA+. La novela tiene totalmente normalizadas las relaciones homosexuales y en ella se visibiliza la asexualidad que tan olvidada se tiene.

¿Qué más podemos pedir? ¡Ah! ¡Sí! Que salga ‘Jaulas de seda’ ya.

Veredicto: ¡5!

                                      logito logito logito logito logito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s